Masaje Relajante

Un Masaje Relajante es, por regla general, aplicado con maniobras suaves y delicadas. Los movimientos son suaves, armónicos y sin brusquedad, resultando agradable a la persona que lo recibe, incluso cuando se trabajan contracturas o zonas doloridas.

Con la aplicación de esta técnica en conjunto con el ambiente de agradable luz tenue, música suave y la utilización de aceites base como puede ser el Aceite de Almendras, mezclado con algunas esencias aromáticas, no se logra apenas relajar, pero también tonificar el sistema nervioso y disminuir el cansancio contribuyendo a relajar el tono muscular y produciendo un agradable bienestar físico y anímico.

Este tipo de masaje mejora la calidad de vida, ya que mejora la calidad de sueño, sufre menos dolores musculares, despeja la mente, mejora la circulación sanguínea y oxigena el cerebro.

También es de gran utilidad para el deportista que ha concluido la práctica de un deporte y se halla físicamente agotado o, simplemente cansado, dolorido.